Una parte de esa parte

Resulta que para una (discutible) mayoría de este país la inteligencia se limita a ganar una discusión como la diversión a jugarse la vida (e incluso a poner las ajenas en riesgo). Resulta, entonces, perfectamente posible acabar discutiendo con cualquiera, por ejemplo en el pueblo de al lado, sobre la pertinencia de esa duda que… [+]