El acabose

Manolo Escobar ha dicho que está hasta el gorro (o hasta las narices, que son el mismo sitio) del carro y del porrompompero, y que Manolo Escobar diga que está hasta el gorro del carro y del porrompompero es el acabose. No hacía falta que lloviese durante un año entero, ni que tuviésemos el mayo… [+]

Otro juicio final

Por la ventana se ven las colinas, desfilando hacia un horizonte que oculta la ciudad y tras el que hoy, sorprendentemente, no sobresale la columna de humo de la central de Cubillos. Hay pocas casas, pero una (por lo demás nada ostentosa), de un amarillo que desearían para sí los grandes pinceles clásicos, parece la… [+]

Miedo a leer

La escalera no tiene pasamanos, de modo que el lado exterior de los escalones, en particular el del que nos queda a la altura de los hombros, lo usamos a veces para dejar cosas que no queremos olvidar subir. Allí sigue el libro que servidor está leyendo estos días, porque ha traído una bandeja de… [+]

La mano que mece la cuna

Cree servidor, en su recién adquirida ingenuidad, que nos estamos haciendo un lío de tales dimensiones que es posible que su origen acabe tan distorsionado por la futura historia como el mito de la Atlántida en la cabeza de Iker Jiménez. En un futuro muy lejano (pero no lejanísimo) los profesores explicarán a sus alumnos… [+]

En la cama

Pangur, el gato, anda esquivo y aveloriado desde que ha descubierto, esta mañana, que lo de la profecía maya y el reinicio del ciclo cósmico era sólo una cortina de humo para ocultarnos la horrible verdad: que el mundo se acabará este mismo año. Dice que lo ha visto en el calendario, que detrás del… [+]